jueves, 3 de abril de 2014

Comparativa Seat León vs Volkswagen Golf. El 2º y el 4º coche más vendido en lo que va de año.



                
En la comparativa de hoy, vamos a introducirnos entre los 10 coches más vendidos del último trimestre de este año. (Fuente: Elaboración por el Instituto de Estudios de Automoción en base a datos de la DGT). Para este análisis hemos escogido el Seat León (2º) y el Volkswagen Golf (4º).

Para ambos vehículos, generalmente, el perfil de usuario que los adquiere suele corresponderse con personas jóvenes que empiezan a ser más independientes con la llegada de los primeros trabajos más o menos estables y  que por tanto, realizan un uso cotidiano en los desplazamientos al trabajo, desplazamiento hacia lugares de ocio tanto los fines de semana como durante vacaciones, y para visitas familiares.

Teniendo en cuenta lo anterior, en nuestro, ya conocido, comparador www.elegirmicoche.com   hemos establecido 15.000 km. anuales (60% realizados en ciudad),   durante un límite de 7 años hasta la renovación del mismo. Ya que pensamos que integra el promedio que realiza el perfil definido.



Por otro lado, para ver una mejor comparación de los datos de ambos vehículos, hemos optado por escoger el Volkswagen con combustible SIN PLOMO (Gasolina) y el Seat con combustible DIÉSEL, y así aprovechamos, no sólo para comparar ambos vehículos, sino también para comparar la constante duda de: ¿Diésel o Gasolina?. Así que, escogemos los motores más similares que ambas marcas nos permiten, para desvirtuar lo menos posible y hacer lo más exacta posible la comparativa, tanto a nivel de costes como a nivel de combustible. A continuación se muestran dichos datos.
             

              

Seguidamente, con los datos introducidos, se muestra la comparativa detallada.

  

Lo primero que vemos son las emisiones de CO2 que se emitirán a la atmósfera durante los 7 años. Y como es obvio, son mayores para el Volkswagen (motor gasolina), pues un motor diésel al consumir menos carburante que uno de gasolina, emite menos emisiones. Sin embargo, este argumento no nos puede llevar a equívoco, pues a igualdad de consumo en ambos motores, un motor diésel emite más emisiones que uno de gasolina, lo que se traduce en una mayor contaminación medioambiental.


En cuanto al Precio de venta recomendado por el fabricante, podemos ver cómo un mayor coste por consumo del Volkswagen (7.787 frente a 5.187 del Seat) se ve compensado por una disminución considerable del mismo, que en nuestro caso, alcanza los 4.000€ de diferencia aproximadamente. Dato a tener en cuenta y que favorece en este ámbito a los motores de gasolina.


En relación con el mantenimiento y reparaciones previstas durante los 7 años, observamos que no existe diferencia en ambos vehículos, pues tienen un calendario de gestiones bastante asequible y adaptado al “bolsillo” de nuestro perfil de usuario definido. Igualmente ocurre con el seguro de ambos coches, que obviando factores relacionados con el conductor (edad, antigüedad del permiso de conducir, etc.), tienen un valor muy similar. También, en referencia a neumáticos el valor es muy parecido, con una ligera diferencia de 500€ en detrimento de Seat que puede deberse, a como hemos dicho otras veces, al tamaño del neumático, que ello a su vez genera mayor seguridad en la conducción, haciendo, para muchos usuarios, justificable ese sobreprecio. Por tanto, desde el punto de vista de los gastos de gestión de estos coches (mantenimiento, reparación, seguro y neumáticos), se puede observar que no existe gran diferencia, haciendo que cada coche sea atractivo, y por tanto la decisión, en este ámbito, dependa de otros motivos por parte del usuario que los meramente económicos, pues ni si quiera la perenne duda de adquirir un coche de motor diésel o gasolina afecta en este apartado, de modo que podríamos decir que nos sería indiferente adquirir un coche con un motor u otro si solamente nos centráramos en este apartado.


Como conslusión, cabe mencionar que el coste total (PVP más los costes de gestión estimados) es ligeramente (menos de 1.800€ de diferencia) superior en el Seat que en el Volkswagen, traduciéndose esto en un mayor gasto por kilómetro recorrido en el Volkswagen (0,15€/km), mientras el Seat es ligeramente inferior (0,13€/km). Sin embargo, nos vamos al precio, y el argumento cambia, pues si nos fijamos en el Valor a comparar (Coste total reducido con el valor del automóvil al final de los 7 años), el Volkswagen es, aproximadamente 1.200€ más barato, traduciéndose ello en un coste por día de 13,58€ frente a los 14,28€ de Seat. Con lo cual podemos decir, que a pesar de que siempre en la adquisición de un coche no sólo se mira lo económico, sino que también se mira lo psicológico en cuanto a emociones, confianza, y al sentimiento de identificación con determinadas marcas, en esta comparativa, reforzamos la decisión en este sentido, ya que las diferencias económicas entre ambos vehículos son mínimas, incluso podemos decir, que en estos coches, la decisión de motor gasolina y motor diésel recae más en los propios gustos del usuario, pues en lo económico ( que es lo que más suele importar cuando nos referimos a este tema) hemos visto que no existe grandes diferencias entre ambos tipos de motores para los coches comparados, de manera que en esta comparativa y para estos vehículos ni el motor diésel es tan bueno ni el de gasolina tan malo.



Para terminar, os dejamos una imagen, junto con sus correspondientes gráficos, en la que a la comparativa estudiada añadimos el Volkswagen Golf con motor diésel, ya que actualmente se adquieren un 34% más de coches, con respecto al total de adquiridos, con motor diésel que de gasolina (Fuente: Elaboración por el Instituto de Estudios de Automoción en base a datos de la DGT). Y así comparéis las diferencias reales que existen entre el mismo coche con los motores más similares que nos permite el fabricante, y saquéis las conclusiones oportunas a la hora de decantarse por uno u otro.