jueves, 19 de febrero de 2015

Diferencias entre los motores ecológicos más usados



Entre los motores que más respetan el medioambiente, vamos a destacar tres tipos que parecen similares, pero difieren en gran medida uno de otro. Motor híbrido, híbrido enchuchable y eléctrico.



Ecológico


La nomenclatura de cada tipo hace referencia al modo en que un coche consigue la energía que necesita para ponerse en marcha. Por otor lado, la fuente de alimentación es la que define su consumo, emisiones contaminantes , y en cierto modo, sus prestaciones.

Como mencionamos con anterioridad, las diferencias son sustanciales, pero es fundamental que las conozcas para elegir el tipo de vehículo que mejor se adapta a tus necesidades.

Coche híbrido: dos sistemas de propulsión

Los modelos híbridos llevan dos mecánicas, la de propulsión convencional (motor diésel o gasolina) y un pequeño motor eléctrico que apoya a la primera en circulación urbana y al acelerar.

Los híbridos no llevan toma de enchufe porque la batería se recarga como la de los coches convencionales, es decir,  al acelerar o cuando el coche desciende una pendiente (es lo que se conoce como recuperación de energía en la frenada).
Si se necesita la máxima potencia, ambos motores funcionan a la vez, siempre controlados por el ordenador de a bordo.
El motor eléctrico, por sí solo tiene una autonomía de entre dos y tres kilómetros.

Coche híbrido enchufable: con recuperación de frenada y enchufe

De igual manera, un híbrido enchufable combina un motor de propulsión con otro eléctrico, pero la diferencia radica en que estos vehículos permiten cargar la batería  tanto en recuperación como con una toma de corriente.
La autonomía del motor eléctrico de estos coches puede alcanzar 50 km. A partir de este límite entra en funcionamiento el motor de propulsión y se "transforma" en un coche convencional.

Los coches híbridos enchufables son ideales para quienes alternan trayectos urbanos con viajes más largos.

Coche eléctrico: el enchufado

Por último, un coche eléctrico asienta su mecánica y tecnología (que no es muy inferior a la de un coche 'convencional') únicamente en la energía que le confieren las baterías, pues no tienen ningún otro motor que le sirva de apoyo.
Las baterías se cargan con una toma de corriente y en algunos modelos, ofrecen una autonomía que ronda los 160 km.
El motivo principal que favorece la compra de vehículos 100% eléctricos, y que provoca que cada vez más personas se decanten por ellos,  es su bajo coste de mantenimiento. Además, como factores añadidos a su favor, no contaminan, son silenciosos, y como dan todo el par desde el primer momento ofrecen una experiencia de conducción muy dinámica.

Son coches ideales para conducción urbana.

Si te interesa conocer con más detalle las diferencia económicas, y sobre todo, ecológicas, entre cada tipo de coche no dudes en echar un vistazo en nuestro comparadorElegirmicoche 

Fuente de la noticia: Autobild.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario